BUSCAR EN LA ERA DIGITAL

LA ERA DIGITAL: INTELIGENCIA FOCALIZADA Y PEDAGOGÍA EFICIENTE

LA ERA DIGITAL: INTELENCIA FOCALIZADA Y PEDAGOGÍA EFICIENTE



LA INTELIGENCIA FOCALIZADA EN LA ERA DIGITAL

     Identificar las potencialidades de un individuo es una disciplina rigurosa.  Ahora sabemos, según estudios previos, que no existe una sola dimensión de la inteligencia, tal como se pensaba en la antigüedad. Hoy en día reconocemos un abanico de posibilidades que posee el ser humano, una serie de herramientas tanto físicas, mentales, como espirituales, que lo hacen capaz de resolver problemas complejos cotidianos. (Gardner, 1983) (Zarzalejo, 2019).
     Un individuo puede desarrollar en mayor o menor grado un tipo de inteligencia que lo hace capaz de resolver problemas digamos de una forma natural. El ser humano no es una tabula rasa, cada individuo nace con cualidades específicas que puede ampliar para así convertirse en experto.
     Sin embargo, se ha dejado a un lado, o ha sido débilmente abordado el hecho de que de todas esas potencialidades, existe un foco energético capaz de llevar al individuo a desarrollar capacidades insospechables. Una condición innata poderosa yace en cada persona esperando por ser descubierta, un arte, una ciencia, un oficio, una virtud.
     La especificidad que brinda ese conocimiento particular es una condición vital para el proceso evolutivo del hombre. Puede ser que una persona tenga poderosas inclinaciones por la música, pero ¿qué tipo de música, cuál instrumento? Y si las inclinaciones fueran por instrumentos de vientos ¿cuál de ellos sería el que mejor para esa persona? Y si supongamos que la persona encuentra sus potencialidades en la flauta ¿cuál tipo de flauta sería? ¿dulce? ¿transversa?.
     Mientras más específica es la escogencia, la energía intelectual que se usa será más efectiva para el desarrollo lumínico de una técnica.
     Llamo inteligencia focalizada a la capacidad que tiene un individuo de descubrir, desarrollar, y perfeccionar una técnica específica, un conocimiento, un arte, o una ciencia. Es decir, no se trata solamente de descubrir que una persona tiene talento para la música, o tiene talento para las matemáticas. Siguiendo con el ejemplo anterior, se trata de saber que especificidad, precisa, concreta y detallada es capaz de desarrollar un individuo. Probablemente ese músico tendrá todo el potencial de tocar música barroca en flauta trasversa y ser experto en ello. O alguien que tenga habilidades matemáticas probablemente se interese específicamente por el teorema de Fermat.
     En consecuencia, entender el concepto de inteligencia focalizada, nos invita a pensar y a descubrir cuáles son las capacidades específicas de cada ser humano, y por supuesto, es una invitación a hacer una retrospección sobre cuál es el aspecto en el cuál ese hombre es único e irrepetible. No por un asunto de ego, sino por un asunto de entender que la humanidad demanda de la mejor capacidad de cada uno de nosotros para poder afrontar los retos que se presentan en la actualidad.
     Sin duda alguna, hemos estado formando individuos en áreas que no son de su interés. El sistema educativo, en principio, está diseñado para homogeneizar –peligrosamente- la formación de las personas. Así pues, cuando terminamos los estudios en nuestros colegios, todos sabemos algo de todo. Nuestra educación es peligrosamente enciclopédica. Por lo tanto, es tiempo de entender, que la sociedad moderna no admite personas que sepan de todo porque la complejidad con la que se desarrolla la información nos abruma. Y es en cierto modo, de forma general, inabordable.
     La inteligencia focalizada es la forma más pura de la síntesis, esto es, descomponer en los factores más elementales, los procesos cognitivos del individuo. Es descubrir cuál es nuestra área de experticia, lo más específica posible.
     La Era Digital abre las posibilidades de romper con el proceso homogeneizante con el cual se ha venido desarrollando la educación a lo largo y ancho de nuestro planeta. Las conexiones son asombrosas, producto de los avances en la Web 3.0 y en la conectividad de la Red. Pregunte usted por cualquier tópico, cualquier tema, y seguramente encontrará referentes en internet. Nada está oculto, hay millones de personas pensando en temas asombrosos, novedosos y creativos.  La Era Digital abre la posibilidad de encontrar la información que buscas para desarrollar efectivamente las más específicas potencialidades. ¿Te interesan los insectos? ¿Alguno en específico? ¿De alguna región específica del planeta? Búscalo, que en internet lo conseguirás. Y si no consigues ninguna información sobre ese tema que tanto te apasiona, -cosa que a estas alturas del desarrollo de internet veo difícil- entonces es el momento de innovar, de proponer, de crear, de compartir, y estoy completamente seguro que, alrededor de esa nueva propuesta, comenzarán a orbitar ideas, personas e inquietudes que eran impensables hasta ese momento.

PEDAGOGÍA EFICIENTE EN LA ERA DIGITAL

     Llamo Pedagogía Eficiente a la ciencia pedagógica que tiene por objeto de estudio a la inteligencia focalizada. Se trata de entender cuáles son las capacidades específicas de cada individuo y estudiar cuáles son las posibilidades concretas de avanzar a niveles de maestría en una técnica específica.
     Se trata entonces de descubrir cuáles son los aspectos MEDULARES que se necesitan desarrollar o adquirir en una inteligencia particular y por supuesto, descartar aquellos que no aportan elementos sustanciales para desarrollar ese tipo de inteligencia.
     Ya Jean Piaget lo advertía en su estudio sobre Psicología y Pedagogía cuando afirma: “Por otra parte, hay enseñanzas evidentemente privadas de todo valor formativo y que continúan imponiéndose sin saber si cumplen o no el fin utilitario que se les ha conferido”. (Piaget, 1981) Y ciertamente nuestro modelo educativo se ha cimentado en una estructura fuera de toda comprensión de lo verdaderamente humano, que son las capacidades innatas de cada individuo.
     No solamente se trata de contribuir a mejorar un mundo que pareciera no tener un rumbo concreto, me refiero como especie, sino que me refiero, esta vez sí, a que el desarrollo de la Pedagogía Eficiente nos aseguraría el desarrollo de un individuo feliz y apasionado que hace y se desenvuelve en el área  que ama.
     La Pedagogía Eficiente demanda de muchas ciencias o disciplinas que puedan ayudarnos no solo a identificar tempranamente las inquietudes de los niños, sino que nos permita investigar sobre cuáles son los contenidos, las herramientas, las técnicas, los recursos, etc., más eficientes para que una persona pueda alcanzar la categoría de experto en un área ultra-específica.
     Un Pedagogo Eficiente es alguien, ante todo, con una mentalidad amplia y con una capacidad de búsqueda importante. Es alguien que puede orientar a otra persona a desarrollar aptitudes insospechadas. Es alguien que pueda entender los intrincados algoritmos de búsqueda con los cuales se sustenta el SEO en la actualidad. Un pedagogo eficiente requiere entender los motores de búsqueda en la web porque de ello depende la orientación eficiente de un aprendiz.
     Por último podemos decir que la Pedagogía Eficiente tiene como gran aliado a La Era Digital como fuente inagotable de información y a la Red como herramienta de conexión y de sinapsis que permitirá crear pares de estudio de reflexión y praxis, y que a sus vez permitirá el desarrollo de cerebros digitales altamente complejos y eficientes.

Carlos Zarzalejo
Doctor en Educación; Msc. en Gerencia

Comentarios