BUSCAR EN LA ERA DIGITAL

LA ERA DIGITAL: DEL PROSUMIDOR AL PROLUMNO.

LA ERA DIGITAL: DEL PROSUMIDOR AL PROLUMNO


A QUÉ DENOMINAMOS PROSUMIDOR Y CUÁL ES SU IMPORTANCIA EN LA ERA DIGITAL
    
     Los procesos no son unidireccionales como nos lo han hecho creer. La mente es un territorio complejo que aún no ha sido abordado en su totalidad. Hasta la actualidad la humanidad ha formulado la creencia de que los procesos son cerrados y herméticos. Pensamos en dualidades que son prácticamente excluyentes. Leer y escribir; escuchar y hablar; contemplar y crear; entro otros muchos otros procesos que se han separado a tal punto que ha sido difícil engranarlos en una unidad tiempo espacio específica.  
     El prosumidor (Toffler, 1980) (Tapscott, 1995), no es un agente pasivo. Es imput y output de forma sincrónica y participativa. Atrás quedaron los días en asumir a las personas como simples consumidores. El prosumidor produce y consume a la vez. No le interesa permanecer inmutable frente a un mundo que constantemente está invitando a formularte las siguientes preguntas: ¿Quién eres? ¿Qué lugar ocupas en esta gran obra de arte que es la humanidad?
     El internet abrió las puertas para que dicha interactividad (Berners-Lee, 1997) y dicha hipermediación (Scolari, 2008) fueran una realidad. La llegada de la web 2.0 y más específicamente la web 3.0 unió a las personas desde sus motivaciones más profundas, y por supuesto, para aumentar la capacidad de resolución de problemas. Hoy la web es un gran cerebro altamente sofisticado capaz de resolver problemas sumamente complejos en poco tiempo. Esta relación persona-neuronal es el fundamento de la Sociedad Cerebro.
     Pero no es solo el concepto de Red social que ha transformado el entorno social-intelectual de la especie humana. Ya desde comienzo del siglo XX se tenía cierta corazonada, cierta sospecha de que estábamos más unidos de lo que pensábamos. Karinthy (1926) ya introducía su teoría de los seis grados de separación que más tarde retomaría Watts (2003). Esto significaría un descubrimiento asombroso, el hecho de comenzar a asumir elementos que nos refuerzan la tesis de que todo está unido.

DEL PROSUMIDOR AL PROLUMNO EN LA ERA DIGITAL

     Sin embargo, la verdadera importancia del concepto de prosumidor radica en el hecho de que logra romper con un paradigma unidireccional, estático e incluso permeado por finas relaciones de poder, en el cual se asume la idea que uno produce y el otro consume: el ser humano visto como un recipiente vacío que hay que llenar.
     Todo indica que el ser humano es capaz de resolver problemas complejos de forma sincrónica atendiendo al imput y al output. De tal forma que, con esta nueva visión de lo humano, podemos afirmar que el hombre es más complejo de lo que se piensa, y que puede atender a infinidad de aspectos relacionado con la vida cotidiana en el mismo momento. Por ejemplo, mientras escribo, también estoy leyendo, mientras doy información también estoy recibiendo.
     Es así como, me ha sido necesario, para explicar algunos conceptos sobre la educación en la Era Digital, introducir el concepto de PROLUMNO, el cual defino como aquella persona que aprende y enseña en la misma unidad espacio tiempo.

YO APRENDO, YO ENSEÑO EN LA ERA DIGITAL

     Así como los conceptos de consumidor y productor, en la Era Digital los límites entre el profesor y el alumno están muy lejos de estar definidos. De hecho no existen en la práctica.
     La Era Digital demanda personas activas que pueden dar y recibir información, enseñar y aprender en un momento determinado.
    La didáctica y la pedagogía deben redefinirse atendiendo a estos nuevos supuestos que implican mayor amplitud por una parte, y libertad por otra en cuanto a categorías que estaban, por decirlo de algún modo, estancadas.
     La irrupción de la web ha demandado una mayor conexión y una necesidad de mantenerse conectados en busca de respuestas concretas a problemas concretos de la realidad. Así, hoy tenemos expertos en distintas áreas haciendo tutoriales en internet que son sumamente exitosos. Por mencionar un ejemplo, Youtube, o las plataformas de blogs, han permitido que cada persona, en teoría y práctica, se conviertan en centros donde orbitan distintos nichos de información.
     Si alguien tiene un tema, un tópico, un concepto, una ciencia, una disciplina, un arte u oficio que enseñar o aprender, solo tendría que abrir uno de estos canales de comunicación y de seguro encontrará lo que busca, o por lo menos algunas pistas que permitan ir tras la información que necesita.
     El Prolumno, pues, es un ser activo, que interacciona segundo a segundo, minuto a minuto, construyendo un espacio virtual que nos redefine como especie. Así podemos decir sin temor a equivocarnos que La Era Digital es ponernos de pie y la posibilidad real de hacernos haces de luz.

Carlos Zarzalejo
Doctor en Educación; Msc en Gerencia.

Comentarios